Pobres resultados para el sistema educativo de Uganda

Pobres resultados para el sistema educativo de Uganda

Un reciente informe del Banco Mundial titulado Enfrentando la educación hacia el futuro para el aprendizaje en África,  ha identificado que la capacitación deficiente de los docentes, el idioma de instrucción en la escuela, el ausentismo de los docentes y los alumnos, la falta de materiales didácticos, las aulas superpobladas y los bajos presupuestos son los principales obstáculos para un entorno de aprendizaje propicio en Uganda. La educación de Uganda está luchando contra la baja calidad y la baja retención de alumnos en la escuela.

Este informe, ubica a Uganda y Tanzania en el grupo dos, que comprende países con altas tasas de deserción escolar para niños en edad escolar primaria y baja retención de alumnos. Kenia está clasificada en el grupo uno, que comprende países cuya inscripción y retención primaria es casi del 100%.

En la presentación del informe en Kampala (capital de Uganda), la Sra. Sajitha Bashir, directora de prácticas educativas del Banco Mundial para África oriental, advirtió que si bien los países subsaharianos se han centrado en inscribir a estudiantes en la escuela primaria en los últimos 25 años para desarrollar su capital humano, debe ser equipado con competencias adecuadas en alfabetización, aritmética y ciencia.

“La inscripción por sí sola no produce capital de conocimiento. Debe preparar a muchos de ellos para que se eduquen y entrenen más allá de la educación básica. El capital de conocimiento del África subsahariana sigue siendo escaso”, declaró Bashir.

Hablando en el lanzamiento del informe, la ministra de Educación de Uganda, Janet Museveni, atribuyó el declive en la educación de Uganda a los años caóticos que atravesó el país en los años 60 y finales de los 80 que destruyeron la mayoría de los sistemas.

“Necesito dar una reseña de por qué Uganda se encuentra en un lugar donde aparece hoy. Uganda perdió dos décadas en la época del caos y los sistemas nacionales estaban en decadencia, atrofiados a medida que nuestra población crecía. Dos décadas pasaron por eso. En la tercera década, tuvimos que hacer una rehabilitación del sistema. Nos pusimos al día con las necesidades de nuestro país con otros países. Comenzamos recientemente y fue difícil”, declaró la ministra Museveni.

“Uganda era conocida como la mejor en la región en educación. La mayoría de los líderes fueron educados en Uganda. Desafortunadamente, en el informe ahora, Uganda está en el grupo dos. Cuando estábamos destruyendo nuestro país y sus sistemas, nuestros vecinos trabajaban y mejoraban sus sistemas. Uganda necesita correr para ponerse al día con la región. Invito a nuestros socios que caminan con nosotros a tener la voluntad de correr con nosotros para alcanzar al mundo”, agregó.

El informe identifica la capacitación deficiente de los maestros, el idioma de instrucción en la escuela, el ausentismo de los maestros y los alumnos, los materiales de enseñanza y las aulas abarrotadas, y el bajo presupuesto con el 60% del dinero del sector destinado a los salarios como los principales obstáculos para un entorno de aprendizaje propicio en Uganda.

Sin embargo, la Sra. Museveni dijo que los problemas se han citado de forma diversa en el pasado y apeló a los donantes para que apoyen a Uganda en la búsqueda de soluciones para resolver tales desafíos.

El informe reconoce que los niños entienden mejor en sus idiomas locales y alentó a los países a revisar sus planes de estudio en un idioma que los ciudadanos entiendan mejor.

La Sra. Museveni señaló que había discutido previamente con su equipo técnico en el Centro Nacional de Desarrollo Curricular sobre la contribución de los exámenes primarios y que ha habido discusiones para eliminarlos para promover la evaluación continúa.

La ministra dijo que solía pensar que la educación tomaba una gran parte del presupuesto nacional hasta que fue nombrada jefa política del ministerio solo para saber que una gran parte del dinero se destina a pagar los salarios de los docentes y solo el 40% se usa en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Alex Kakooza, Secretario Permanente del ministerio de educación, añadió que el gobierno estaba al tanto de los problemas mencionados en el informe, y agregó que se están haciendo esfuerzos para mejorar la situación.

El gerente de país del Banco Mundial, Antony Thompson, declaró que si bien la inversión privada en educación es necesaria, sigue siendo fundamental que el gobierno garantice que todos los niños de familias pobres y aquellos con necesidades especiales tengan las mismas oportunidades de aprender y tener éxito en la vida.

Factores clave

La investigación consideró las tasas brutas de matrícula de los países de 2000 a 2013, la proporción de niños que no asisten a la escuela en relación con la población en edad escolar primaria y las tasas de retención en la educación primaria.

Se estima que la educación secundaria inferior enfrentará la mayor expansión en la región subsahariana que requiere dos millones de maestros adicionales y 1,4 millones de aulas en los próximos 15 años.

“Estos dos productos principales impulsarán los costos e impondrán enormes demandas al sector educativo para capacitar, administrar y apoyar a los maestros; construir y equipar las aulas con condiciones de aprendizaje mínimas y asegurar que exista la capacidad para administrar este sistema en rápida expansión mientras se mejora la calidad”, se lee en el informe.

Fuente:

África Fundación Sur

Daily Monitor

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *